$4 millones mínimo para transformar su carro

Engallar o accesorizar, dos expresiones que no hacen parte del diccionario oficial de la Real Academia Española de la Lengua, pero que sí están en el lenguaje diario de muchos aficionados a los automóviles para referirse a esa acción que busca darles a los carros un toque personal, mejorar su desempeño o adaptarlos para el desarrollo de alguna de sus actividades.

Y esta acción se materializa en muchos elementos y componentes del carro, desde su aspecto estético, hasta su desarrollo funcional y mecánico.

¿Y qué tanto puede costar un trabajo de personalización del vehículo? Pues depende de lo que se le quiera hacer, qué tanto quiera cambiar, y qué calidad de productos use. Con el apoyo de los especialistas Javier Giraldo, de la firma Comercial Lucar; y Juan Pablo Rojas de la compañía Innovo Tunning, hicimos un listado de los principales accesorios y cambios que la gente pide en el mercado y sus rangos de precios. Eche lápiz y papel y saque cuentas.

PARA ESCUCHARTE MUCHO MEJOR
Uno de los primeros elementos que el dueño de un carro busca mejorar es el sonido. En radios, por ejemplo, se encuentra un rango amplio. Desde 250 mil pesos, en radios sencillos, que no manejen bajos y tengan un sistema de equalización no muy eficiente, hasta radios de 2 millones de pesos que incorporan varias funciones y ofrece un sonido de alta fidelidad. Además del radio se pueden adicionar los bajos y plantas. Estas pueden oscilar entre 150 mil a un millón de pesos, los primeros; y de 250 mil a un millón de pesos en el caso de las segundas. En este caso se habla de intervenciones en el sistema de audio que son las habituales, no para el tema de competencia o exhibición, en las que el costo es mucho más alto.

DIFERENCIACIÓN POR DENTRO Y POR FUERA
Una de las categorías de estos procesos de personalización se basa en la voluntad de darle un toque personal al carro propio. Aquí entran en juego, pinturas o calcas en diferentes partes externas del carro, retoques internos, tapicería, rines, entre otros. La pintura de un techo, por ejemplo, dice Juan Pablo Rojas, puede costar entre 380 mil a un millón de pesos, según el tamaño de mismo. Pintar el juego de retrovisores puede tener un costo de 150 mil pesos, en tanto que las manijas tendrían un valor de 135 mil pesos. También se puede utilizar, en lugar de pintura, el plotter para el techo, y según su calidad (normal o automotriz) puede estar entre 250 mil y 750 mil pesos. 

De igual manera, algunos elementos puntuales como la tapa de combustible, capó, estribos o alerones, se pueden destacar con adhesivos o calcas que imitan la fibra de carbono o tienen figuras de personajes de cómic como una tendencia fuerte.

Este es un trabajo que entre material y mano de obra significa desembolsar unos 100 mil pesos, comenta Javier Giraldo, de Comercial Lucar

También los rines ocupan un lugar importante en las preferencias de quien personaliza su carro.

Se pueden pintar, y el proceso cuesta unos 230 mil pesos el juego de 4 rines.

O también cambiarlos, en ese caso, plantea Javier Giraldo para los rines de medida 13 el juego puede estar entre 500 mil y 800 mil pesos.

Si se trata de rin 15 su valor va entre 800 mil a 1.2 millones de pesos.

Internamente el carro también puede ser adaptado al gusto del dueño. El cambio de tapicería por una de cuero-vinilo (70/30) en un automóvil es de 1.3 millones, o de 900 mil pesos en la calidad 50/50. Si se trata de una camioneta, el cambio de tapicería a cuero 70/30 está alrededor de los 1.9 millones de pesos.

En camionetas el valor de los rines, en el caso del tipo 15 puede ir entre 2.5 y 4 millones de pesos.

Otros elementos que hacen parte de la categoría son las películas de seguridad y el llamado polarizado.

En las primera se pueden encontrar instalaciones desde 180 mil a 290 mil pesos. Para el caso del polarizado este puede estar entre 120 mil y 150 mil pesos.

También se cuentan alarma, elevavidrios y bloqueos que pueden sumar poco más de un millón de pesos. Sensores y cámaras de reversa entre 150 mil y 250 mil pesos cada una, explican.

UN DESEMPEÑO MEJORADO Y MÁS EFICIENTE
Pero no solo los cambios que se introducen en un carro, cualquiera sea su tipo o marca, buscan marcar la diferencia desde el punto de vista de su apariencia externa e interna y mejorar algunos de sus accesorios.

También el desempeño puede potenciarse con algunos elementos. Por ejemplo un filtro de aire de alto flujo que mejore la gestión de admisión va de 30 mil a 200 mil pesos.

Chips que aumentan la potencia del carro sin tener que intervenir de manera directa en las piezas del motor para subir torque, aumentar potencia y disminuir el denominado turbo lag, con un costo de 1.6 millones.

También se puede realizar ya por parte de expertos en los temas de mecatrónica, una intervención al computador del carro para cambiar el mapeo del motor. Este trabajo especializado tiene un costo de 2 millones de pesos