Varadas que pueden tener una solución temporal y rápida

Una varada puede ser una de las experiencias más frustrantes para un conductor. Y si esa detención súbita del carro, o el desperfecto surge cuando se encuentra en carretera, en donde es más difícil acceder a un servicio de desvare de primera mano, la cosa se complica un poco más.

Sin embargo no toda varada tiene que traducirse en una grúa. Aunque siempre que el carro presente una falla se debe poner atención y acudir a un sitio especializado, es posible resolver de manera temporal- algunos de los problemas más comunes.

El jefe de taller de Distrikia, Mauricio Cano da algunas recomendaciones que pueden sacarlo de un apuro y aliviar la tensión que producen quedarse a la mitad del camino con el carro sin funcionar.

FUGAS POR GOLPES AL CARTER
Cuando se viaja por carretera, es posible encontrar obstáculos como piedras, o palos que pueden, eventualmente, generar una perforación o una fisura en elementos como el cárter de depósito del aceite. 

Si esta fisura no se detiene a tiempo el aceite se escapa y se genera un recalentamiento y un daño en las piezas como bielas y cigüeñal. Para solucionar en modo de emergencia este problema se puede recurrir a un truco al estilo McGyver (o Bear Grylls para los lectores más jóvenes): una pasta de jabón para ropa se frota sobre la fisura. Ese jabón penetra el carter y con el calor genera un sello temporal que permite que el carro ruede por cerca de una hora más hasta encontrar un sitio en el que se repare definitivamente el daño.

CUANDO LA QUE FALLA ES LA BATERÍA
Otro de los problemas que se puede presentar en un viaje es que por descuido, o por problemas técnicos, la batería se quede sin carga y el carro no encienda. En este caso la carga del acumulador con el apoyo de otro carro es todavía un remedio que puede emplearse, pero con cuidado.

Para el procedimiento, primero, los dos vehículos apagados. Deben conectarse los cables así: primero los dos positivos, y luego los negativos. Se enciende el vehículo sin carga. (A veces, si está muy descargada la batería, no prende, entonces debe encenderse el carro que alimenta) Deje cargando la batería por unos 10 minutos, y luego se puede desconectar, primero los cables negativos y luego los cables de los bornes positivos.

RECALENTAMIENTO, ESE MOLESTO ENEMIGO 
El aumento exagerado de la temperatura genera daños en la estructura del motor que son muy costosos de reparar. 

Si el recalentamiento es por un problema de la tapa válvula del radiador, se detecta, primero por que se eleva la temperatura del indicador en el tablero más allá de lo normal. Además, aún con el ventilador operando, comienza a salir vapor del radiador o alrededor de la tapa válvula se ve una exudación.

En este caso el arreglo es sencillo. Basta con ser previsivo antes del viaje y llevar una pieza de estas de repuesto. No pesa, no estorba y puede ser la salvación a un desastre en el automóvil.

CUANDO LAS LLANTAS SE QUEDAN SIN AIRE
En este caso, si no sabe como cambiar la llanta, una recomendación de emergencia puede ser la mecha (pero esta es una medida muy temporal). También ya en el mercado existen muchos líquidos sellantes que, aplicados directamente en la llanta pinchada, como cuando se está inflando, proceden a distribuirse por todo el interior de la misma y con el movimiento al rodar se expanden, la vuelven a inflar y sellan la fisura. Esta solución permite rodar cerca de 100 kilómetros, hasta encontrar el sitio especializado para la reparación total de la llanta.


Gracias a:

www.elcolombiano.com